miércoles, 24 de marzo de 2010

EL VIDENTE



En las sombras susurro tu nombre…
- Días pasados que fueron castigo
La carne divina en sutil moldura
Ejemplo de la belleza con guillotina en los labios
El viento ondea tus ropas
- Oh! Fina silueta, espectro nocturno
Te veo venir, las sombras te acompañan
- Mi rincón es poco seguro
- Cada vez estas más cerca
- El aire gélido de la noche
Frágil, solo, inerme, espero ser aniquilado
El filo de la cuchilla traspasa la piel de mi cuello
- Susurro lentamente tu nombre.


EDWIN VINASCO.

2 comentarios:

Bastardo Grenouille dijo...

Qué cálida, qué simpática puede ser una cuchilla en tu cuello cuando la noche te grita: ¡condenado solitario!

Buen blog, los invito al mío:

http://alaridosdesgarrados.blogspot.com/

Candil dijo...

Mira que es feo el cíclope ese, y además unicejo.

Besos.