martes, 10 de noviembre de 2009


EL BLUES DE CARRERA 15



Hay que caminar suavemente sin pisotear flores

aunque aquí estén ausentes.


La vida transita en un moviendo lento y continuo,

me arrodillo bajo el único farol que ilumina precariamente la calle a escribir versos.

Estoy en la puerta del colegio Santa Librada,

los cuadernos ebrios de letras,yo ebrio de vino...

Feliz me siento tener poesía; y vino…



Sospecho que en algún momento

se detendrá el mundo.

Pero todos seguiremos girando;

absurdamente,

repentinamente.


...sangre en el parabrisas,

vidrios rotos sobre el asfalto...




DIEGO LOZANO

3 comentarios:

Tatik7 dijo...

Esta bonito Amiguis, me gusta mucho!!!

Venatrix dijo...

¡¡La vida es tan corta, pero vivirla es tan dificil!!! que a algunos nos llaman locos por que hallamos el amor en un flor, la vida en un beso, la esperanza en una lagrima, el extasis en un respiro...

me has hecho llegar a esa carrera 15 acarciando la soledad que la ronda y los espectros a los que nos negamos ver.

Fuerte abrazo!.

La Maga dijo...

Me haces recordar muchas cosas, somos pequeños trompos dando vueltas en una pelota gigante?
emmmm... y en el momento del stop chocaremos unos con otros hasta destrozarnos.
Como no quiero aburrir, me detengo a decir -solamente- eso.
Es una buena prosa escrita con tinta del agobio que nos invita a despejarnos un rato en el mundo del absurdo más sentido y recurrente.

Salud! -a ud. por su vino, y a su cuaderno por sus letras-